1.5.12

Hachepé

Había una vez una impresora multifunción, que vivía muy feliz en un estante arriba de mi computadora. Mi impresora (porque de ella se trata) estaba adornada por las más bellas y loables virtudes: amable, puntual, trabajadora, siempre dispuesta a cumplir con mis más nimios caprichos a cambio de su ración quincenal de tinta original.
Nuestra relación se vio inalterada por años, correteando por el verde prado del mutuo aprecio y entendimiento. Hasta que un día, él llegó. El lobo feroz, el hechicero malvado, el maligno espíritu, la definición de malevolencia encarnada en la persona de mi madre quien, cegada por los brillantes espejuelos de los ardides publicitarios, tomó la decisión que precipitaría el final.
Mi impresora y yo éramos inseparables. Hasta ese malhadado día que, bajo los influjos de quién sabe qué encantamiento, la conduje al cadalso. En esa caja, en el colectivo, yendo a que le colocaran el sistema de tinta continuo, estoy segura de que intentó advertirme, o quizás despedirse de mí. Nunca podré ya saberlo. Cuando volvió, una parte de ella habìa muerto. Sus contactos ya no respondían de la misma manera, sus impresiones ya no eran tan claras y diáfanas como el sol de mediodía. Sangre negra brotaba de sus entrañas, dejando un reguero en el estante y tiñendo mis manos, que afanosamente intentaban contener el desastre, armadas con paños y alcohol. El sistema de tinta continuo fue demasiado para mi pobre multifunción.
Cuando evidentemente todos mis esfuerzos fueron vanos, agaché la cabeza e hice un minuto de silencio, recordando tiempos mejores. El forense dictaminó muerte por inundación de cartuchos, con posterior cortocircuito en contactos. Arrastrando mi dolor, agarré una bolsita plástica de supermercado, me encaminé con paso cansino hacia el contenedor de residuos electrónicos, le di mi último pésame y la arrojé al foso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ddfdfg

redacciones dijo...

que hermosa esa fantasia increible

Nehuen Paulucci dijo...

Hola quiero invitarte a que leas esto, quizás te puede interesar desde ya gracias! http://deliriosdegrandza.blogspot.com.ar/p/bloggeros-quedan-invitados.html

Diseño de jardines dijo...

Es una gran fantasia que nos ha dejado a todos bocabiertos