18.4.09

Música funcional

El enojo puede ser escondido, mostrado y canalizado. Pero sólo algunas veces es musicalizado, y esas veces, casualmente, pasan a la historia como los “enojos mejor superados” (no sé si exista esa clasificación, en ese caso, la acabo de inventar). No hay nada mejor que romper platos, si se los tiene en abundancia, con una inspiradora guitarra eléctrica de fondo. Por eso hoy, en este espacio de Corre Florci, nos dedicaremos a ponerle una cortina musical a su ira en tres simples pasos.

Paso 1: La sangre le hierve*. Usted está más caliente que el último incendio forestal en El Bolsón y corre serio riesgo de explotar si alguien le acerca demasiado un fósforo. Serénese, pero sólo lo suficiente para no destrozar la pc, y ponga una canción con potencia sin dársele un ardite del contenido. Eso sí, si está enojado con su pareja, intente que no sea una declaración de amor punk. Eso sólo le dará ganas de llorar.

Paso 2: Usted ha llegado al pico del enojo. Este es el momento para que los vecinos protesten y se quejen, porque usted procederá a gritar y a expresar su ira de la manera que más le plazca. Es conveniente que la música vaya in crescendo en la cantidad y calidad de resentimiento que destila. Ahora sí es momento de prestarle atención al significado de la canción. Ponga una acorde, por-fah-vorr.

Paso 3: Después del clímax, se termina todo. Usted habrá superado la peor parte de su enojo con éxito. Limítese ahora al desprecio. Dele play a una canción que humille a su destinatario (el de la canción) y disfrute.

Pruébelo y si no le funciona, no le devolveremos el dinero porque… ¡es gratis!

Recomendaciones: Convendría que esto lo haga en soledad y con la absoluta certeza de que no saldrá a la calle después o se encontrará con un conocido. Estos simples pasos pueden ser perjudiciales para su vida social.

*No es original. Acá, mi inspiración (minuto 5:00). Y el resto

5 comentarios:

Florci dijo...

Blogger de mierda... que le pasa con las fuentes y tamaños?

Nono dijo...

Yo hace mucho que no me enojo afuera de una cancha de futbol. Adentro casi siempre, pero si en el mundo real, una ira irrefrenable... no recuerdo.

Gurisa dijo...

También funciona cuando una quiere llorar y no puede. Ahí hay que poner música que nos ponga bien triste, y el mal trago pasa más fácil :P

Pable dijo...

Srta Florci: No insulte tanto.

Vine tan solo a dejarle un beso en la uña del dedo mayor de su mano (Ahora de la derecha, para que no haya celos entre ellas)

Pable

Florci dijo...

Nono: Yo sí recuerdo. Con lujo de detalles.

Gurisa: Claro, o ver una peli dramática. Así tenés una excusa perfecta para llorar.

Pable: Trataré de no insultar.

Gracias por leer!